Pueblos de Cataluña que debes visitar: Castellfollit de la Roca

Hay dos Cataluñas, la metropolitana y la rural. Ambas muy diferentes y todas con encanto, pero si sois de los que os gusta la tranquilidad, la naturaleza y la historia, la Cataluña rural os gustará más.

En esta serie de artículos, donde ya hemos hablado de Pals, Espinelves, Cadaqués, Rupit, Besalú, Tossa de Mar, Bagergue, Begur, Montblanc, Tivissa, Calella de Palafrugell, Les Cases d’Alcanar, Peralada, Peratallada, Santa Pau,Siurana, Banyoles y Beget os presentaremos pueblos de la Cataluña rural, de costa, de interior o de montaña, que, por sus características, debéis apuntarlos en mayúsculas en vuestra libreta de futuros destinos, a los que dedicar una ruta o un fin de semana con vuestra autocaravana.

Seguro que nos dejamos muchos pero estos son, a nuestro parecer, algunos de los más recomendables.

Hoy viajamos a La Garrotxa, a un pueblo al borde de un espectacular acantilado: Castellfollit de la Roca.

Castellfollit de la Roca

La espectacular ubicación de Castelfollit lo convierte en un magnífico mirador natural desde el que se pueden contemplar los valles de los ríos Fluvià y Toronell. El municipio es, además, la puerta de entrada a uno de los espacios verdes más importantes de Catalunya: el Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa.

El pequeño pueblo de Castellfollit de la Roca se alza sobre un espectacular risco basáltico de 50 metros de altura y de casi un kilómetro de largura, recortado por el río Fluvià.

Las estrechas callejuelas del pueblo desembocan en la antigua iglesia de Sant Salvador, en el extremo del risco, donde se halla  un mirador con unas vistas privilegiadas.

Castellfollit de la Roca es una de la puertas de entrada al Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa.

El barrio viejo está situado sobre un riscal basáltico formado por dos coladas de lava superpuestas. Nuestro recorrido se inicia en la plaza de Catalunya y se adentra en las calles de la parte vieja del pueblo. Una parte de esta ruta coincide con la antigua vía romana Annia. Desde la pasarela sobre el río Fluvià puede contemplarse el espectacular risco con el pueblo sobre él.

En Castellfollit de la Roca encontrarás señalización en braille de diferentes puntos de interés turístico que conforman el itinerario circular que permite recorrer las calles del casco antiguo para llegar a los miradores de la pared basáltica y visitar la antigua iglesia.

Qué ver

El acantilado de basalto donde se asienta el pueblo es fruto de la erosión de los ríos sobre los restos de lava de erupciones volcánicas que hace miles de años cubrieron la montaña (una, 217.000 años atrás, y la otra, 192.000). Al enfriarse la lava se crearon largas columnas de basalto de sesenta metros de altura y casi un kilómetro de longitud.

La cantera basáltica de Castellfollit existe desde el siglo XIX y es la única activa de todo el Estado. Se encarga de ella la familia Ortiz y sus usos son sobre todo industriales (roca antiácida), aunque también se utiliza para hacer chimeneas, pavimentos, barbacoas, etc. Antoni Gaudí utilizó este basalto de Castellfollit para construir las columnas del Park Güell.

Esta piedra volcánica constituye la base para la construcción del barrio viejo, formado por plazas y calles estrechas de origen medieval. En un extremo del acantilado, donde había antes el cementerio, está la plaza de Josep Pla, una gran terraza que ofrece una espectacular vista del entorno natural.

De entre la hilera de casas emerge la iglesia de Sant Salvador (siglo XIII). Estuvo afectada por el terremoto del siglo XV y fue destruida durante la Guerra Civil. Ello motivó a los habitantes a construir una nueva en la parte más moderna del pueblo. A mediados de los años ochenta se recuperó el antiguo edificio como centro cultural. El templo actual es de estilo renacentista tardío y tiene un campanario de planta cuadrada.

También nos podemos acercar al Museo del Embutido, creado en 1993 por la familia Sala, que los fabrica desde hace más de 150 años. En la exposición se ven las herramientas que durante décadas se han utilizado para la elaboración de la carne, así como las máquinas y algunas fotografías de las diferentes generaciones de la familia. Cuenta también con una tienda.

Para finalizar podemos visitar el Museo del Vietnam, inaugurado en 2003, que recoge una amplia muestra del material bélico que los Estados Unidos y los países aliados utilizaron durante la guerra, además de un fondo de 400 fotografías, vestimentas del ejército, banderas, insignias y mapas.

Qué hacer

Castellfollit es el punto de salida de numerosas rutas para descubrir un bello entorno natural, desde paseos tranquilos por callejuelas hasta caminatas entre bosques.

Cerca de la villa vieja se halla un conjunto de pequeños huertos rodeados por gran cantidad de caminos que forman parte del Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa. Estos senderos permiten descubrir de cerca la pared de basalto y conocer la historia y la cultura del pueblo recorriendo varios canales de agua y fábricas, como Can Mulleras y Can Xaudiera.

Otro itinerario, totalmente señalizado, nos muestra una vertiente más general de la villa. El camino empieza en el aparcamiento que hay cerca de la carretera, desde donde se sigue el trazado del Fluvià, se sube hacia el pueblo por el camino viejo y se llega a la plaza de Sant Roc.

En el calendario de Castellfollit están anotados los días 16 de agosto, fiesta de San Roque, y todos los domingos de septiembre, que son días de encuentro de gigantes. Además, cada sábado por la mañana la plaza Mayor acoge el mercado, repleto de toda clase de productos de gran calidad.

La plaza de Catalunya, construida hace pocos años, es un punto de encuentro y de reunión popular. Alguno de sus bares puede ser un buen lugar para tomar un aperitivo.

Por otro lado, en la tienda del Museo del Embutido se pueden adquirir los embutidos más famosos de la Garrotxa: catalana, «bisbe» blanco y negro, butifarras, fuet, salchichón o jamón, entre otras delicias


¿Dónde pernoctar con autocaravana en Castellfollit de la Roca?


Hasta aquí nuestro resumen del pueblo de Castellfollit de la Roca.

Esperamos que hayamos despertado vuestra curiosidad y descubráis esta zona en alguna de vuestras futuras salidas.

Estad atentos a nuestras redes sociales para descubrir nuevos pueblos que no os podéis perder en Cataluña.

¿No tenéis autocaravana pero queréis vivir la experiencia? ¡Nosotros os alquilamos una! En L’Alba disponemos de una amplia flota de autocaravanas de alquiler, en constante renovación y completamente revisadas tras cada alquiler. Dispondréis de todos los servicios con los últimos modelos del sector y disfrutaréis de unos días perfectos en familia o con amigos. Haciendo CLICK AQUÍ encontraréis toda la información sobre nuestro servicio de alquiler. También podéis contactar con nosotros por Whatsapp: 636.95.88.84 (haz click en el número de teléfono desde tu móvil para iniciar una conversación con nosotros).

Imágenes y información de turismegarrotxa.com

F
F
Twitter
LAlbaCaravaning on Twitter
Latest Tweet: 🇹🇷🚐 Avui visitem Istanbul, en furgoneta camper, de la mà de @FBidaiakF. ➡️ https://t.co/5sxpD0LRvb
168 people follow LAlbaCaravaning
Twitter Pic ramonnos Twitter Pic soykarac Twitter Pic montsede Twitter Pic dianacar Twitter Pic JosepMay
F
Invalid username, no pictures, or instagram servers not found
Invalid username, no pictures, or instagram servers not found