Pueblos de Cataluña que debes visitar: Tivissa

Hay dos Cataluñas, la metropolitana y la rural. Ambas muy diferentes y todas con encanto, pero si sois de los que os gusta la tranquilidad, la naturaleza y la historia, la Cataluña rural os gustará más.

En esta serie de artículos, donde ya hemos hablado de Pals, Espinelves, Cadaqués, Rupit, Besalú, Tossa de Mar, Bagergue, Begur y Montblanc, os presentaremos pueblos de la Cataluña rural, de costa, de interior o de montaña, que, por sus características, debéis apuntarlos en mayúsculas en vuestra libreta de futuros destinos, a los que dedicar una ruta o un fin de semana con vuestra autocaravana.

Seguro que nos dejamos muchos pero estos son, a nuestro parecer, algunos de los más recomendables.

Hoy viajamos a la ribera del Ebro, a un pueblo medieval situado sobre un cerro: Tivissa.

Tivissa

El pueblo de Tivissa se encuentra a orillas del rio Ebro y a los pies de la Sierra de Tivissa. Pertenece a la comarca de Ribera d’Ebre, en la provincia de Tarragona. Con sólo unos 1600 habitantes pero con uno de los términos municipales más grandes de toda Cataluña, este pueblo está lleno de historia y de lugares que visitar.

Se ubica encima de un cerro, a 300 metros sobre el nivel del mar, permitiendo unas increíbles vistas de todo el Valle del Ebro.

¿Qué visitar?

Os recomendamos empezar vuestra visita callejeando por sus estrechas calles, contemplando las fachadas de las casas, muchas adornadas con tiestos llenos de flores.

Por sus calles llegaréis a la Plaza del Mercado, donde se celebraban los juicios en la época medieval. Y continuando la ruta llegaréis a los restos de su muralla de defensa.

La muralla de Tivissa

Se construyó entre mediados y finales del siglo XIV, con la ayuda de los propietarios de masías de sus alrededores, interesados en disponer de un lugar seguro en caso de peligro.

Rodea prácticamente todo el centro histórico de Tivissa y está prácticamente en su totalidad, integrada en las fachadas de las casas que dan a su exterior, hechas con paredes gruesas y con pocas aberturas.

Disponía de tres entradas: el Portal d’Avall i el Portal de l’Era, que aún estan en pie y la desaparecida ya Portal de la Raval. Las dos entradas que aún se conservan siguen siendo los principales accesos a la población.

Plaza de la Baranova

La plaza de la Baranova, es el espacio más representativo del pueblo, situado al lado de la iglesia.  Es la plaza más grande del pueblo, un lugar privilegiado con un mirador único, des de donde podréis ver las comarcas de la Ribera d’Ebre, la Terra Alta y el Priorat, las montañas de Prades, la sierra del Montsant, Pàndols y Cavalls, els Ports y la sierra de Cardó.

Hasta la mitad del siglo XIX en esta plaza se ubicaba el cementerio parroquial.

La Iglesia de Sant Jaume

La Iglesia Arciprestal de Sant Jaume de Tivissa, declarada Bien Cultural de Interés Nacional (BCIN) el año 2014, es un magnífico templo donde se mezclan los estilos gótico, renacentista y barroco.

Lo más curioso y peculiar es la construcción en el siglo XIX de la iglesia nueva alrededor de la vieja, por lo que una queda dentro de la otra perfectamente visible y con gran majestuosidad.

El conjunto de la iglesia de San Jaume se construye en tres etapas:

  • A partir del siglo XIII se inicia la iglesia gótica con cabecera de planta rectangular y bóveda de cinco caras sobre trompas en les aristas.
  • Entre los siglos XVI y XVII, el cura Jaume Amigó termina la nave gótica, construye el coro al pie de la nave, las capillas laterales, las dos portadas y el campanario, siguiendo una traza renacentista. En el lado izquierdo de la nave y sobrepasando el límite de la muralla medieval, Josep Ribera construye al segundo tercio del siglo XVIII la Capilla del Roser.
  • El año 1859 el rector Pere Rius inicia la construcción de una nueva iglesia superpuesta a la existente. Sobre les vueltas del viejo templo se construyeron unas nuevas más altas que cubren toda la iglesia vieja, por lo que  una queda dentro de la otra, hecho que hace único este magnífico templo. 

El campanario de la iglesia de Tivissa, data del año 1550, es de planta octogonal sobre base cuadrada; tiene dos pisos y 30 m de altura.

Era terminado con un cúpula, una bola y una cruz, que fue desmontada en 1838 por los liberales durante la guerra contra los carlistas, para instalar un cañón y utilizar la iglesia como fortín y almacén.

La capilla del Roser tiene una planta de cruz griega con una cúpula central semiesférica, coro y dos espaciosas sacristías adosadas. Está enyesada y pintada de color blanco, con dorados en las cornisas y otros detalles. Para acceder a la capilla del Roser se utiliza una de las capillas renacentistas, queda como una anexión y es objeto de alabanzas generales por su grandiosidad y majestuosidad.

Casas “pairales” y los lavaderos

 

No os podéis perder otras reminiscencias de la época medieval como las casas señoriales y los lavaderos.

Las casas pairales principales son cuatro, conservadas como si no hubieran pasado 500 o 600 años desde su construcción:

  • Ca Ventura: Data del año 1408, y destaca por su puerta de piedra picada y arco de medio punto con dovelas largas.
  • Ca Eloi: Data del año 1470, conserva la portada de piedra picada con arco de medio punto de dovelas iguales y un escudo con la inscripción ‘Fraga’.
  • Ca l’Hostal: Data del año 1587, con fachada severa y bien construida, de estilo renacentista catalán.
  • Cal Rei: Destaca por su composición y decoración de la fachada principal que combina piedra con dibujos geométricos hechos al estuco.

También podéis visitar los lavaderos públicos de la Sèquia del Camí, construidos entre los años 1890 y 1900 con pared de piedra no trabajada. Tienen 4 balsas, dos cubiertas para enjabonar y enjuagar la ropa, y dos descubiertos que solo se utilizaban para lavar la ropa de los enfermos o difuntos. El agua proviene de la fuente de la Sèquia del Camí, y la sobrante sirve para regar los huertos de la zona.

El castillo de Tivissa

El Castillo de Tivissa está documentado desde el año 1174 y por su situación era un excelente punto de control fronterizo, con un amplio dominio visual sobre Prades, Siurana, el Priorat y la Ribera d’Ebre desde Garcia hasta Miravet, y la Terra Alta.

Se conservan restos de muros que corresponden con las ruinas del castillo, posiblemente de origen árabe. Solo queda en pie la base de los mismos, hecha de piedra irregular ligada con mortero de cal. Todo el conjunto fue en algún momento cerrado por unas murallas, y fue construido entre la roca del cerro, bajp el cual está la ermita de San Blai.

La Ermita de Sant Blai

Construida en el siglo XIX por el rector Pere Rius, de estilo gótico, y edificada sobre el solar de otra más antigua. Tiene una sola nave de 20 m. de longitud por 6 m. de ancho, con seis capillas laterales. Antes de la última guerra civil tenia dos altares, el mayor dedicado a Sant Blai y otro dedicado a Sant Francesc del siglo XVII-XVIII (desaparecido el año 1936).

Sant Blai se considera el protector de las enfermedades de garganta por su historia:

El año 316, cuando lo conducían a la cárcel, una madre lo detuvo llorando porque su hijo se había clavado una espina en la garganta y no respiraba. El prisionero era muy buen médico, y consiguió curar al niño, pero poco después el fue martirizado y decapitado.

Una frase típica conocida por todos los habitantes de Tivissa es: Sant Blai gloriós, cureu-me la tos (Sant Blai glorioso, curadme la tos).

Espacio Ilercavònia

El centro de interpretación Espacio Ilercavònia está creado y pensado para dar a conocer el patrimonio histórico y cultural íbero de Tivissa. La Ciudad Ibérica del Castellet de Banyoles es especialmente relevante porque es una de las más importantes de Cataluña y la más grande del mundo ilercavón.

Con aproximadamente 4.2 hectáreas y situado a 6km de la población de Tivissa, está situado en un punto estratégico de control sobre el río Ebro.

Conforma una península amurallada con dos magníficas torres de defensa pentagonales a la entrada, los fundamentos de un buen conjunto de viviendas y un cortado natural que domina el río Ebro con una vista espectacular sobre el río, sus islas y los Puertos. Además, en este yacimiento fue encontrado el llamado Tesoro de Tivissa, este conjunto representa un auténtico tesoro de la cultura ibérica. Fechado en los siglos IV-III aC, fue descubierto en 1927. Está formado por 17 piezas de plata y de plata dorada. La mayoría son elementos de vajilla de lujo destinada a celebraciones rituales que acompañan de dos joyas: un collar y un espectacular brazalete con forma de espiral que presenta dos extremos terminados en cabeza de serpiente.


¿Dónde pernoctar con autocaravana en Tivissa?


Hasta aquí nuestro resumen del medieval pueblo de Tivissa.

Esperamos que hayamos despertado vuestra curiosidad y descubráis esta zona en alguna de vuestras futuras salidas.

Estad atentos a nuestras redes sociales para descubrir nuevos pueblos que no os podéis perder en Cataluña.

¿No tenéis autocaravana pero queréis vivir la experiencia? ¡Nosotros os alquilamos una! En L’Alba disponemos de una amplia flota de autocaravanas de alquiler, en constante renovación y completamente revisadas tras cada alquiler. Dispondréis de todos los servicios con los últimos modelos del sector y disfrutaréis de unos días perfectos en familia o con amigos. Haciendo CLICK AQUÍ encontraréis toda la información sobre nuestro servicio de alquiler. También podéis contactar con nosotros por Whatsapp: 636.95.88.84 (haz click en el número de teléfono desde tu móvil para iniciar una conversación con nosotros).

Imágenes y información de Turismetivissa.com y wikipedia

F
F
Twitter
LAlbaCaravaning on Twitter
Latest Tweet: 🇹🇷🚐 Avui visitem Istanbul, en furgoneta camper, de la mà de @FBidaiakF. ➡️ https://t.co/5sxpD0LRvb
163 people follow LAlbaCaravaning
Twitter Pic marctost Twitter Pic Campiste Twitter Pic towearin Twitter Pic eLCixCo Twitter Pic LupoPerr
F
Invalid username, no pictures, or instagram servers not found
Invalid username, no pictures, or instagram servers not found