Pueblos de Cataluña que debes visitar: Rupit

Hay dos Cataluñas, la metropolitana y la rural. Ambas muy diferentes y todas con encanto, pero si sois de los que os gusta la tranquilidad, la naturaleza y la historia, la Cataluña rural os gustará más.

En esta serie de artículos, que iniciamos hace dos semanas, mostrándoos ya Espinelves y Cadaqués, os presentaremos pueblos de la Cataluña rural, de costa, de interior o de montaña, que, por sus características, debéis apuntarlos en mayúsculas en vuestra libreta de futuros destinos, a los que dedicar una ruta o un fin de semana con vuestra autocaravana.

Seguro que nos dejamos muchos pero estos son, a nuestro parecer, algunos de los más recomendables.

Hoy nos vamos a la Cataluña Central, a un precioso y pequeño pueblo con mucho que contar: Rupit.

Rupit

Rupit es el último pueblo de la provincia de Barcelona en la zona de La Garrotxa. Está situado cerca de Barcelona, a unos 100 kilómetros de la capital, aunque se llega por carreteras de montaña, pero el destino merece el viaje.

De hecho no sólo hablamos de Rupit, también de Pruit, ya que el municipio comprende ambos pueblos y sus correspondientes cascos históricos, parados en el tiempo. Sus calles estrechas empedradas y las casas de piedra nos transportan a épocas medievales, con un entorno natural formado por las montañas de Collsacabra que, afortunadamente, siguen igual que en el siglo XIII.

Collsacabra

Muchos dicen que Rupit (y Pruit) es el pueblo medieval más bonito y más representativo de esta época. A nosotros nos encanta, pero como sobre gustos no hay nada escrito, lo dejamos a vuestra consideración.

Encontraréis un pueblo anclado en el tiempo, en el que sus vecinos cuidan cada detalle para enfatizar aún más el encanto del pueblo, con flores en los balcones y casas restauradas para no romper la magia histórica de sus calles.

Pero no os dejéis engañar por su tamaño, Rupit fue en el pasado una de las poblaciones más importantes de la zona, teniendo su máximo apogeo entre el siglo XVI y XVII.

Además de todo su entorno natural, con la cordillera de Collsacabra y el Salto de Sallent como principales alicientes cercanos, el pueblo tiene muchos lugares que no os podéis perder.

De los cascos antiguos del municipio, tanto de Rupit como de Pruit, no podéis dejar de ver ninguno de sus rincones. Mires donde mires, encontrarás rincones preciosos. La calma de sus calles y el recogimiento de su estrechez invitan a pensar a cualquiera lo bien que se debe vivir aquí.

Os recomendamos iniciar la visita en la Oficina de Turismo donde os darán un mapa con los puntos de obligada visita. Pero que el mapa no os distraiga: observad las casas de muro de piedra, la mayoría construidas entre el siglo XVI y XVIII sus grandes puertas y los pequeños detalles, los escudos y las fechas de construcción grabadas en la piedra. No olvidéis las ventanas talladas o los balcones, muchos de madera.

Antes de llegar al casco antiguo encontraréis para acceder a él un impresionante puente colgante, construido en 1945 sobre la Riera de Rupit, y no apto para cobardes, ya que al ser colgante y largo, el balanceo de este puede causar algo de preocupación y el cartel de “Máximo 10 personas” no ayuda. Aunque es una pequeña aventura que seguro que encantará a los más pequeños y que nos permite ver la naturaleza exuberante que rodea la riera y el centro histórico.

En el Casco Antiguo encontraréis edificios más destacados como la casa del boticario, la notaría Soler o la antigua herrería. Además encontraréis preciosas plazas aunque pequeñas, dado su origen medieval, También hay que destacar la calle Fossar, empinada, sinuosa y hecha de escalones de piedra, de obligada parada para los amantes de la fotografía.

Pero si hablamos de edificios de Rupit y Pruit no podemos olvidar la Iglesia de Sant Miquel, la actual construida en el siglo XVII, aunque están documentados dos templos anteriores, del siglo X y XIII respectivamente. Como curiosidad destacar que la iglesia se dedica a San Miguel pero su mayor atractivo, un retablo barroco espectacular, está dedicado a otro santo, San Esteban. Esto es debido a que este retablo fue comprado por la parroquia de Rupit a la de Olot en 1828, cuando esta última decidió renovar su parroquia con uno nuevo, renovando este que llevaba allí más de trece décadas. En el retablo se explica mediante relieves muy detallados la vida de San Esteban.

Para visitarla debéis esperar a que esté abierta en horario de misa. Si no os coincide la visita podréis verla desde sus ventanas y podréis, previo pago de una moneda, iluminar la nave para verla mejor.

Una vez comentado todo lo que os ofrece el pueblo de Rupit también os recomendamos complementar vuestra visita con alguna ruta de senderismo por su entorno natural. Sin duda será el broche de oro para un día perfecto de naturaleza, historia y calma.

Sin duda la ruta más popular es la que lleva hasta el impresionante salto de agua de Sallent, aunque su fama hace que muchas veces esté demasiado lleno de gente y se desvirtúe un poco. En la Oficina de Turismo os informarán sobre esto y sobre las normas a respetar para mantener el espacio natural intacto.

También podéis hacer una pequeña excursión de un quilómetro hasta la ermita de Santa Magdalena. Desde la ermita, que no es visitable, podréis disfrutar de las mejores vistas del pueblo, enmarcado en el verde que rodea el paraje.

Otra excursión perfecta y fácil, es la que lleva a la iglesia de Sant Joan de Fàbregues, del siglo X y restaurada a finales de los setenta. De estilo románico, está situada a unos dos kilómetros de y medio de Rupit, que haréis fácilmente en una hora, ida y vuelta, por una cómoda pista de tierra. Si vais con un vehículo adecuado también podéis llegar en coche pero entonces no disfrutaréis tanto del trayecto. Si hacéis esta ruta también podéis acercaros al Mirador dels Bassis, desde donde podréis ver el paisaje que se despliega bajo los acantilados, mostrando la Plana en su inmensidad. En este desvío también podréis ver dos tumbas antropomórficas del siglo X excavadas directamente en la piedra, con impresionantes vistas también.

¿Dónde pernoctar con autocaravana en Rupit?

Hasta aquí nuestro resumen del medieval y verde pueblo de Rupit. Esperamos que hayamos despertado vuestra curiosidad y descubráis esta zona en alguna de vuestras futuras salidas.

Estad atentos a nuestras redes sociales para descubrir nuevos pueblos que no os podéis perder en Cataluña.

¿No tenéis autocaravana pero queréis vivir la experiencia? ¡Nosotros os alquilamos una! En L’Alba disponemos de una amplia flota de autocaravanas de alquiler, en constante renovación y completamente revisadas tras cada alquiler. Dispondréis de todos los servicios con los últimos modelos del sector y disfrutaréis de unos días perfectos en familia o con amigos. Haciendo CLICK AQUÍ encontraréis toda la información sobre nuestro servicio de alquiler. También podéis contactar con nosotros por Whatsapp: 636.95.88.84 (haz click en el número de teléfono desde tu móvil para iniciar una conversación con nosotros).

 

F
F
Twitter
LAlbaCaravaning on Twitter
Latest Tweet: 🇹🇷🚐 Avui visitem Istanbul, en furgoneta camper, de la mà de @FBidaiakF. ➡️ https://t.co/5sxpD0LRvb
167 people follow LAlbaCaravaning
Twitter Pic frizzbik Twitter Pic Autocara Twitter Pic sateliun Twitter Pic Caravani Twitter Pic marctost
F
Invalid username, no pictures, or instagram servers not found
Invalid username, no pictures, or instagram servers not found