Pueblos de Cataluña que debes visitar: Beget

Hay dos Cataluñas, la metropolitana y la rural. Ambas muy diferentes y todas con encanto, pero si sois de los que os gusta la tranquilidad, la naturaleza y la historia, la Cataluña rural os gustará más.

En esta serie de artículos, donde ya hemos hablado de Pals, Espinelves, Cadaqués, Rupit, Besalú, Tossa de Mar, Bagergue, Begur, Montblanc, Tivissa, Calella de Palafrugell, Les Cases d’Alcanar, Peralada, Peratallada, Santa Pau,Siurana i Banyoles os presentaremos pueblos de la Cataluña rural, de costa, de interior o de montaña, que, por sus características, debéis apuntarlos en mayúsculas en vuestra libreta de futuros destinos, a los que dedicar una ruta o un fin de semana con vuestra autocaravana.

Seguro que nos dejamos muchos pero estos son, a nuestro parecer, algunos de los más recomendables.

Hoy viajamos a la província de Girona, a uno de los pueblos más románticos de Cataluña, situado en un valle precioso y declarado Patrimonio Histórico Monumental: Beget.

Beget

Dentro de todo el conjunto de pueblos que forman el Valle de Camprodon, Beget es, por varias razones, un lugar muy singular. Por sus valores  arquitectónicos, tradicionales y paisajísticos este pequeño pueblo fue declarado Patrimonio Histórico Monumental y, desde el año 1983, conjunto historicoartístico.

A pesar de que Beget pertenece desde 1969 a la comarca del Ripollès, concretamente al término municipal de Camprodon, geográficamente su ámbito es el de la Alta Garrotxa. Beget está situado a 541 metros de altitud, hecho excepcional dentro del Valle de Camprodon, donde la mayoría de pueblos están entorno los 1000 metros de altura.

Beget da la sensación de conservarse tal como era hace siglos. El aislamiento por la carencia de carreteras, tanto hacia el Valle de Camprodon como hacia la Garrotxa, ha permitido mantener intacta la estructura medieval, con sus casas puestas en fila junto al río, escalonadas adaptándose a los desniveles del terreno. Hasta el año 1969 no se abrió la carretera entre Camprodon y Beget.

Pasear por las calles empinadas y estrechas, sintiendo los cantos rodados del empedrado que todavía hoy los recubre, nos permite tener una idea bastante clara de cómo se vivía tiempo atrás. La huella del tiempo la encontramos en cada pequeño rincón o detalle. El núcleo está situado al fondo de un valle profundo, donde se encuentran el río Beget y la riera de Can França.

Para poder superar estas aguas, todavía hoy resisten al embate del tiempo un par de pequeños puentes de piedra de un solo arco, ligeramente apuntado. El respeto por las formas de vida tradicional ha permitido mantener sistemas ancestrales de construcción. Un paseo por el pueblo permite admirar las solanas hechas totalmente en madera y orientadas a la parte más soleada de la casa, donde antiguamente se secaba el maíz.

Las ruedas de molino esparcidas por diferentes rincones recuerdan la importancia del agua en el día a día de sus habitantes. Antiguos ventanales de madera pintada con mirillas todavía destacan en medio de fachadas recubiertas con mortero de cal, muy aristadas para protegerse de la lluvia y del viento. Pequeños detalles como los cerrojos para cerrar puertas, los pasamanos de hierro adosados a la pared y los agujeros gateros reviven tiempos antiguos. También detrás de algunos portales se adivinan corrales y palizas con grandes aperturas, rastro de actividades hoy perdidas.

Iglesia románica de Sant Cristòfol

En medio del pueblo, destaca y preside la iglesia románica de Sant Cristòfol. La iglesia fue declarada monumento nacional en 1931 y se ha conservado sin mucho cambios desde la época barroca.

La primera mención de esta iglesia parroquial es de finales del siglo X; aún así, el edificio actual es un claro ejemplo de la arquitectura románica del siglo XII. Es un edificio de grandes proporciones formado por una sola nave cubierta con vuelta de cañón ligeramente apuntada y reforzada por dos arcos torales. La cabecera está formada por un ábside semicircular con dos capillas rectangulares a ambos lados del amplio presbiterio.

En la fachada de mediodía se sitúa el campanario, de planta cuadrada y compuesto de un zócalo ciego y cuatro pisos. Todo el edificio está rodeado por el exterior por arcos ciegos característicos de la decoración lombarda. La puerta de acceso es igualmente remarcable por las cuatro columnas que lo rodean, cada una con dibujos y esgrafiados diferentes.

Dentro de la iglesia, justo al ábside central, colocada sobre unas pinturas del pintor olotense Joaquim Vayreda, preside el altar mayor la famosa Majestad de Beget, una imagen de Cristo crucificado. Una talla románica de madera policromada, fechada en el siglo XII, de unos 2m. de altura y que presenta composición totalmente vertical. La representación de Cristo a la cruz, totalmente hierático y con los brazos abiertos, presenta rasgos sacados de la influencia bizantina, evidentes en la túnica larga hasta los pies y con mangas decorada con dorados y cenefas. A pesar de que se considera la Majestad de Beget una de las tallas que salieron de un taller de Ripoll al s. XII., tanto por los colores como por los estampados recuerda las técnicas empleadas por los artistas orientales de los siglos XI y XII.

En torno a la Majestad hay muchas historias, quizás la más remarcable es que gracias a la protección de los habitantes de la villa se salvó de la  destrucción durante la Guerra Civil española.

Las pozas de Beget

Si se visita Beget en verano, durante la época calurosa, merece la pena ir hasta las pozas de Beget. Son tres grandes balsas situadas en las afueras del núcleo, en dirección a Oix, en la riera de Salarsa, donde tomar un baño será una experiencia refrescante. Así mismo, practicar el senderismo por alguno de sus caminos será una actividad fantástica.


¿Dónde pernoctar con autocaravana en Beget?


Hasta aquí nuestro resumen del pueblo de Beget.

Esperamos que hayamos despertado vuestra curiosidad y descubráis esta zona en alguna de vuestras futuras salidas.

Estad atentos a nuestras redes sociales para descubrir nuevos pueblos que no os podéis perder en Cataluña.

¿No tenéis autocaravana pero queréis vivir la experiencia? ¡Nosotros os alquilamos una! En L’Alba disponemos de una amplia flota de autocaravanas de alquiler, en constante renovación y completamente revisadas tras cada alquiler. Dispondréis de todos los servicios con los últimos modelos del sector y disfrutaréis de unos días perfectos en familia o con amigos. Haciendo CLICK AQUÍ encontraréis toda la información sobre nuestro servicio de alquiler. También podéis contactar con nosotros por Whatsapp: 636.95.88.84 (haz click en el número de teléfono desde tu móvil para iniciar una conversación con nosotros).

Imágenes y información de valldecamprodon.org

F
F
Twitter
LAlbaCaravaning on Twitter
Latest Tweet: 🇹🇷🚐 Avui visitem Istanbul, en furgoneta camper, de la mà de @FBidaiakF. ➡️ https://t.co/5sxpD0LRvb
168 people follow LAlbaCaravaning
Twitter Pic ramonnos Twitter Pic soykarac Twitter Pic montsede Twitter Pic dianacar Twitter Pic JosepMay
F
Invalid username, no pictures, or instagram servers not found
Invalid username, no pictures, or instagram servers not found